lunes, agosto 20, 2018
Preocupación por cobro de Valorización, un gravamen que podría ser fijo para el Atlántico

.

La Gobernación del Atlántico ha anunciado en la últimas horas que presentará a la Asamblea del Atlántico el proyecto de ampliación de la carrera 51B, en el tramo conocido como el corredor universitario.

Según el Gobernador Eduardo Verano, la comunidad de ese sector, le expresó su confianza para la ampliación de esta importante vía y le solicitó a la vez que la financiación sea mediante la valorización que exceptuaría del cobro a los estratos 1 y 2.

En un comunicado, la Gobernación informa que la obra consiste en la ampliación de la 51B entre la avenida Circunvalar y la Ye de los chinos, en una longitud de 14.3 kilómetros y una inversión 210 mil millones de pesos, para beneficiar a 8.809 usuarios, según censo realizado por la Empresa de Desarrollo Urbano de Barranquilla (Edubar). Sobre este tema creemos importante hacer un análisis de fondo sobre la forma como se van a costear estas obras. Las preguntas que surgen son muchas y los cuestionamientos igualmente, teniendo en cuenta las experiencias que este tipo de cobros han arrojado recientemente, sobre todo en
el distrito de Barranquilla. En Barranquilla las quejas fueron constantes por el cobro de llamada contribución por valorización, lo cual duró varios años, teniendo en cuenta los periodos en que fue implementado ese gravamen. Creemos que las quejas serán mucho más abundantes, entre comerciantes, industriales, fundaciones, instituciones educativas y otros actores que podrían aducir, se perjudicarían con el mencionado cobro. Teniendo en cuenta que en dicho corredor funciona un cementerio, ya hay quienes aseguran que hasta los difuntos que allí descansan, tendrían que pagar valorización.

Se tiene la prevención de que la Administración en este caso, departamental, pudiera extender el mecanismo a otras zonas del departamento, en donde se golpearía a estratos no comerciales.

La presencia de Edubar en el proyecto genera prevención, debido a los innumerables inconvenientes que esta empresa ha tenido con propietarios de predios ubicados en zonas donde se realizan obras por parte del distrito, quienes aducen que no han sido bien tratados por esa entidad a la hora de negociar sus inmuebles.

El que se diga que la comunidad pide a gritos la ampliación también genera dudas. Por ejemplo en qué momento y cuántas personas le socializaron el proyecto. Quién realizó dicha socialización y cómo fue la respuesta de la comunidad. Las preguntas siguen. Quién realizará la obra y quien se encargará de la interventoría. Cuánto dinero se recaudará por valorización y cómo será manejado. Qué participación económica tendrá la empresa Edubar en el proyecto y otras preguntas más.

Cabe señalar que si la socialización del mencionado proyecto fue realizada también con los representantes de colegios, universidades, cementerio, conjuntos residenciales y demás negocios que tienen asiento en esa importante vía.

Por otra parte, nos parece pertinente preguntar, por los dineros que se supone debe manejar la Gobernación del Atlantico para este tipo de obras, los cuales, suponemos, deben estar contemplados en el presupuesto del año que transcurre. A dónde se van los dineros de ese presupuesto? Una muestra de la poca información que los habitantes del departamento tienen sobre la forma como se dispone del presupuesto, es que desde hace meses se vienen conociendo quejas relacionadas con el manejo y funcionamiento de museos y recintos de la cultura. Por ejemplo, alguien denunció que la Casa Museo Julio Flórez quebró porque una partida que debía recibir de la secretaría de Cultura del Atlántico no llegó. Este me- dio investiga que pasó con un rubro de 3500 millones de pesos, de los cuales debía salir el dinero para la Casa Museo.

Volviendo al tema de la valorización, la Gobernación ha explicado que esta figura será aplicable solo en una zona de Puerto Colombia, o sea en el corredor universitario.

Nos preguntamos: ¿Por qué no solucionan la problemática de Salgar, generada por la misma Gobernación? Las calles principales de ese corregimiento quedaron sin pavimentar y convertidas en lodazales; el turismo ya no llega, por lo que la mayoría de sus habitantes resultaron y siguen perjudicados.

Por otro lado, algunas personas verían el tema de ese impuesto como un impedimento para realizar cualquier transacción de los predios o inmuebles ubicados en la zona de influencia de las obras.

Seguimiento

Algo muy importante queremos dar a conocer a nuestros lectores: En el diario La Libertad haremos seguimiento y ‘pondremos la lupa’ para averiguar que pasa con los recursos del departamento. La gente protesta en algunas zonas, diciendo hay parques pero no hay comida; los museos están cerrados; además, la producción agrícola es casi nula y no llegan los estímulos que entrega la organización del Carnaval. Sería bueno igualmente averiguar, que se hace con la tasa de seguridad que se cobra en el departamento del Atlántico.

La pregunta es: ¿qué se ha hecho con los recursos de la Gobernación?
Creemos que el Gobernador está para defender a la gente del Atlántico.
A pesar de que se pregona que no se tocan los bolsillos de la población vulnerable del Atlántico, con el hecho de realizar obras de mala calidad o de no concluir otras, ya se está perjudicando a esa población, tal es el ejemplo del corregimiento de Salgar. A propósito, sería bueno preguntar que ha pasado con Primavera 1 y Primavera 2 en Palmar de Varela, proyectos que aún no se han construido. Este es un tema que manejaba el líder de esa población Luis Barrios, asesinado recientemente. Recordemos lo que está pasando con los hospitales y con la atención en salud en el Atlántico.

Al Gobernador es bueno refrescarle la memoria de vez en cuando, mientras que en el Diario La Libertad seguiremos investigando y por qué no, recurriendo a las herramientas legales, como los derechos de petición para informar con objetividad que está pasando en la Administración del Atlántico. Basta ya de injusticias.

0 Comments

Leave a Comment

Categorías