viernes, agosto 17, 2018
Los Juegos multideportivos regionales como estrategia de desarrollo de ciudad.

.

Por: Luz Mila Torres Ruiz.

En nuestra sociedad actual existe una tendencia a magnificar o a minimizar cualquier acción, sin medir a mediano y largo plazo el impacto de un evento de la magnitud de unos Juegos multideportivos regionales como los Centroamericanos y del Caribe, tercer evento más importante del ciclo olímpico colombiano, los cuales realizó recientemente con éxito Barranquilla.

.

Cualquiera sea el resultado económico del mismo, la validez de la política gubernamental y distrital con un par de dirigentes como Eduardo Verano De la Rosa y Alejandro Char Chaljub que siempre tuvieron un alto sentido de pertenencia por la causa deportiva, no solo debería medirse por el balance económico, sino que en esta oportunidad entran en juego el compromiso social y el servicio público con el cual asumieron este reto para Barranquilla y el Atlántico.

El deporte en toda su extensión puede contribuir al desarrollo de una ciudad siempre y cuando se le apueste a la gestión y organización de eventos de esta talla, que promocionen en el exterior un territorio como el nuestro que le cumplió en el 2018 con creces al área regional. La organización y desarrollo de un certamen como los Juegos Centroamericanos y del Caribe le permite a la ciudad avanzar en clave socio económico con sus efectos, con las repercusiones y el alcance de una acción en la economía ciudadana proyectada hacia el exterior.

Esta acción es solo un ejemplo de las múltiples oportunidades que abrió el binomio gestión deportiva y turismo como línea de actuación de Barranquilla. Practicar deporte en cualquiera de sus modalidades, constituye indudablemente un indicador importante y fundamental en el crecimiento y constante avance de la calidad de vida de una población.

En ambos casos, el poder de atracción del deporte va desde los deportistas que participan hasta los asistentes a los espectáculos deportivos, bien sean acompañantes bien sea aficionados. Sirven de ejemplo disciplinas deportivas que se convierten en auténticos fenómenos sociales, acontecimientos de trascendencia socio económicas y política como el béisbol, el fútbol, el atletismo, entre otras.

Detrás de cada evento multideportivo regional y Olímpico se movilizan muchas personas y recursos. Se invierte en equipamientos modernos, construcción de infraestructura deportiva, instalaciones hoteleras, etc, y solo entonces es posible aprovechar las oportunidades que brinda asociarse con valores deportivos como el esfuerzo y la competitividad, utilizando imágenes de deportistas representativos e identidad del territorio con eventos de este tipo.

.

En Barranquilla, por ejemplo, participaron 5.400 atletas de 37 países, cifras récords en la historia de unos centro.

Se batieron más de 100 registros centroamericanos y tuvimos la oportunidad de ver en acción a mas de 50 medallistas olímpicos y mundiales, entre otros: nuestro campeón mundial de patinaje Alex Cujavante Luna y en el deporte base a Catherine Ibarguén, la reina del triple salto, doble medallista olímpica y varias veces campeona mundial; el jamaiquino Carter Nesta, medalla de oro con récord mundial ( 37.04) en la posta 4x100m al lado de Asafa Powell, Usain Bolt y Michael Frater en los Juegos Olímpicos de Pekin 2008 y Londres 2012; Alonzo Rusell de Bahamas, bronce en el relevo 4x400m en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016; el costarricense Nery Bremes, campeón mundial en pista cubierta en los 100 metros planos en Estambul 2012; el dominicano Luguelin Santos, oro en 400 metros planos en Juegos Panamericanos 2015 y plata en Juegos Olímpicos Londres 2012 y Río de Janeiro 2016 y el cubano Leonel Suarez, medalla de bronce el decathlon de los Juegos Olimpicos de Pekin 2008 y Londres 2012, ratificando con metal dorado en la capital del Atlántico.

Por todo lo anterior, es que siempre resulta necesario conocer con detalles cuáles son los efectos y el impacto que tiene la organización y realización de unos Juegos multideportivos regionales en una ciudad, los cuales se constituyen en fuente de beneficios intangibles de gran valor para las localidades donde se celebran, como la implicación ciudadana, autoestima de ciudad, proyección internacional e identificación de la ciudad y su entorno como marca de prestigio.

Y esto incluye todos los recursos disponibles, la gestión, organización y tareas de tipo administrativo hasta la financiación y cesión de infraestructura bien sea deportiva o de otro tipo.El desarrollo económico, social y local pueden surgir de la interconexión entre turismo y deporte para una ciudad de las proporciones y de antecedentes históricos como Barranquilla, en cuyos ciudadanos se despertó una cultura deportiva que bien parecía dormida ante la falta de escenarios modernos y desarrollo de eventos de esta magnitud.

Para la posteridad quedó la gran respuesta de los barranquilleros a este evento, que surgió de la modernización y construcción de unos escenarios de talla mundial y a la participación de grandes deportistas del más alto nivel, trayendo como resultado unos estadios copados simultáneamente, con personas afuera queriendo ingresar. Aplausos con honores para nuestra ciudad.

Nos deja una niñez y una juventud enamorada del deporte, conscientes de la importancia que puede tener la práctica deportiva en el desarrollo de su vida.A una familia que aprovechó estos espacios para reencontrarse con sus hijos y con sus parejas en torno a los espectáculos deportivos.

Nos deja la utilización del deporte por parte de los gobiernos departamental y distrital para incrementar el sentimiento de pertenencia de los ciudadanos.

Bienvenida la nueva generación del espíritu deportivo, del cambio cultural que ve en el deporte una herramienta de transformación social.

La rentabilidad de estos eventos no solo es una cuestión de beneficios económicos directos e indirectos, e incluso social, sino del impacto mediático que implicó la promoción de la ciudad fuera de nuestro territorio.

Por otro lado, el uso de equipamento deportivo moderno, infraestructura acorde requerida para la celebración de los juegos no obedecerán a una inversión ad hoc sino a la inmortalidad de unas instalaciones de interés general que le quedan a la ciudad, porque respondieron a una necesidad social de la cual estaba urgida hace mas de 70 años.

Todo esto contribuyó a la estacionalizacion de la actividad turística a través de la movilización de un turismo de calidad con cierto potencial económico a lo largo del certamen.

En conclusión, la celebración de unos Juegos multideportivos es vista como una fuente generadora de beneficios directos, inducidos y externos con efectos positivos sobre la economía, la sociedad y la proyección exterior del espacio físico en el que se celebren, por eso se constituyen en estrategia de desarrollo de ciudad.

0 Comments

Leave a Comment

Categorías