Person
viernes, septiembre 21, 2018
Doctor Francisco Reyes Villamizar, Superintendente de Sociedades, no acabe los medios de Roberto Esper

Llamado a la FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD DE PRENSA – FLlP – FECOLPER – ACSA y demás asociaciones en pro de la Libertad de Prensa

Cordial saludo.

En mi calidad de Representante Legal del periódico impreso DIARIO LA LIBERTAD de Barranquilla y de las emisoras que conforman la CADENA RADIAL LA LIBERTAD, también de esta misma ciudad, acudo a esa prestigiosa institución, en su calidad de organización no gubernamental que se ha destacado por hacer seguimientos a casos en los que se configuran flagrantes violaciones contra la libertad de prensa en nuestro país.

Resulta que desde hace unos meses hemos venido siendo objeto de un sinnúmero de atropellos injustificados por parte de la señora Nadime de Tarud, quien ostentó la representación legal de las empresas antes mencionadas, pero que por su incapacidad y falta de conocimiento para el manejo de empresas de esta naturaleza, fue relevada de dicho cargo a través de procedimientos ante las autoridades competentes, como consecuencia de la acumulación de errores administrativos que ocasionaron considerables pérdidas económicas, situación que condujo al atraso en los pagos de las obligaciones generadas por el mismo funcionamiento de estas.

Resulta que desde hace unos meses hemos venido siendo objeto de un sinnúmero de atropellos injustificados por parte de la señora Nadime de Tarud, quien ostentó la representación legal de las empresas antes mencionadas, pero que por su incapacidad y falta de conocimiento para el manejo de empresas de esta naturaleza, fue relevada de dicho cargo a través de procedimientos ante las autoridades competentes, como consecuencia de la acumulación de errores administrativos que ocasionaron considerables pérdidas económicas, situación que condujo al atraso en los pagos de las obligaciones generadas por el mismo funcionamiento de estas

Ponemos en conocimiento de la FLlP, que cuando la referida señora estuvo al frente de las emisoras y el periódico, se pudo observar solo vulneración de los derechos de los periodistas y demás empleados que laboraban en estos medios de comunicación; eran maltratados tanto física como psicológicamente, ya que los trataba en una forma indigna e inadecuada para cualquier ser humano, no les cancelaba sus sueldos devengados, intempestivamente les impedía el ingreso a las instalaciones del periódico y a las radiodifusoras, por estos mismos hechos los concesionarios de los espacios radiales se vieron en la necesidad de rescindir los contratos, caso concreto de los señores Marcos Pérez Quintero y Roberto Escorcia, originándose así un verdadero caos administrativo, que culminó con la llegada de la suscrita, pero que ahora soy objeto de lo que se puede catalogar como un mecanismo para torpedear e impedir el buen funcionamiento de estas empresas.

Las acciones que hoy pongo en su conocimiento están patentizadas igualmente en el uso injustificado de herramientas jurídicas, como acudir sin sustento normativo alguno a entidades como la Delegatura para procedimientos mercantiles de la Superintendencia de Sociedades, en las que pone en conocimiento hechos inexistentes con el único propósito de obstaculizar el normal funcionamiento de las empresas que por su protuberante ineficacia no fue capaz de manejar; así mismo ante la Cámara de Comercio de Barranquilla presenta peticiones temerarias con la finalidad de torpedear la buena marcha de nuestros medios de comunicación; igualmente las acciones de tutela han sido numerosas, pero siempre sin argumentos válidos, no han faltado las denuncias por injuria y calumnia, con el fin de intimidar o silenciar a los periodistas.

Todos estos son aspectos que me obligan a recurrir a esa prestigiosa fundación defensora de la libertad de prensa como es la FLIP, teniendo en cuenta que las actuaciones de la mencionada señora pueden ser consideradas como una execrable agresión contra la libertad de prensa, constituyéndose ésta en otra de las tantas que se presentan en Colombia, pero que gracias a la intervención de la FLIP se les ha podido poner freno.

Por todo lo antes relatado, me permito solicitar la intervención del FLIP, ante entidades como la Superintendencia de Sociedades y la Cámara de Comercio de Barranquilla, para así evitar que se sigan presentando estos hechos causantes de innumerables perjuicios, vislumbrándose una clara intención de acabar con nuestros medios de comunicación radiales y escritos de significativa tradición en la ciudad de Barranquilla y la Región Caribe, como son: DIARIO LA LIBERTAD y la CADENA RADIAL LA LIBERTAD (Radio Libertad, Emisoras Unidas, Radio Tropical, Emisoras 1220, Radio Playa Mendoza, Ondas del Caribe en Santa Marta y Emisoras Fuentes de Cartagena).

Respetuosamente,

LUZ MARINA ESPER FAYAD

Representante Legal y Administradora

0 Comments

Leave a Comment

Categorías