Person
viernes, septiembre 21, 2018
Generadoras del Caribe continúan importando Gas, en octubre llegan 100 mil metros cúbicos

Por: Armando Monterroza.

SE ACABARON LAS RESERVAS

Las empresas del llamado “Grupo Térmico”, que operan en el caribe colombiano, nuevamente se ven obligadas a comprar Gas en el exterior, para poder garantizar el suministro de energía a los mayoristas encargados de la distribución, como por ejemplo electricaribe.

El pasado 20 de agosto, llegó la que fue la sexta importación de Gas Natural Licuado – GNL a la planta regasificadora, proveniente del Puerto de Sabine Pass, en los Estados Unidos, con 39.905 m3, con destino a las térmicas de Termocandelaria (Cartagena), Tebsa y Zona Franca Celsia (Barranquilla), a donde será enviada también la nueva importación.

En esta oportunidad la importación casi se triplicará, serán en total 100 mil metros cúbicos, los que llegarán a bordo de un buque al muelle instalado en el puerto de Cartagena en la primera semana de octubre.

La planta regasificadora a la que llegará la importación es una unidad flotante que empezó a funcionar como almacén en el añor 2016 y aseguran los empresarios que tiene capacidad para almacenar más de 160 mil metros cúbicos.

Se conoció que las emrpesas del Grupo Térmico, afirmaron que la importación la están haciendo porque se anunció en el país nuevamente el “fenómeno del niño”, y el almacenamiento de GNL aseguraría el abastecimiento energía del país.

Lo que varios críticos han expresado es que Colombia se quedó sin capacidad de autoabastecimiento, y si no se miran otras opciones de generación energética, pronto vendrá un nuevo apagón.

Dimar exige documentación a contratista y al distrito para entregar permiso de intervención al caño Juan Angola

El pasado 4 de Septiembre se realizó una reunión en la que la Dimar revisaría el contrato y la solicitud que se hizo a la entidad para realizar la intervención en el cuerpo de agua.

Después de los escándalos por el contrato, Dimar puso en conocimiento público, que además de todas las presuntas irregularidades, esa institución no había otorgado permiso para que iniciaran ningún tipo de obras en el mencionado cuerpo de agua.

Se conoció que en la reunión la autoridad marítima exigió el estudio de batimetría, el cual determina la profundidad del caño en los distintos puntos, para conocer si es navegable o en que partes y que tipo de embarcaciones pueden atravesar las aguas, evitando con ello un encallamiento o un siniestro.

El mencionado estudio, aseguró Dimar no existe, además deben tramitar un permiso en el Ministerio del Interior, en el que se determine si para el desarrollo de los trabajos se debe hacer o no consulta previa, además deben realizar unos estudios oceanográficos, que tampoco fueron presentados para que Dimar entregue su autorización.

Sin el permiso de Dimar, las obras no pueden iniciar y, de acuerdo a la información entregada por esa institución, se entregan al cabo de 2 dos semanas luego de que sea radicada la solicitud con todos los requisitos exigidos.

Este contrato fue suspendido por solicitud de la Procuraduría General de la Nación en el pasado mes de agosto, porque el proyecto tampoco cuenta con estudios técnicos y porque el contrato dice que se realizarán excavaciones y estudios de campo, más no relimpia del cuerpo de agua, que es lo que se ha anunciado y lo que se debe hacer.

Además investiga la modalidad de contratación a través de Edurbe que se quedará con más de 700 millones de pesos de los 15 mil millones que ha dispuesto la alcaldía para el contrato y no cumple ninguna función, sino gerenciar el proyecto, existiendo en la ciudad secretarías que tienen dentro de sus funciones, obligaciones y objetivos misionales, el desarrollo de ese tipo de obras que se van a ejecutar, por lo que no habría que tener un intermediario que subcontrate otra empresa para que ejecute las obras.

0 Comments

Leave a Comment

Categorías