Por: Redacción

Desde la votación celebrada el 3 de noviembre, contenidos engañosos sobre lo que los afines a Trump denominan “fraude electoral”, difundidos por estas 25 cuentas, han recibido “me gusta”, comentarios y han sido compartidos más de 77 millones de veces

a elección estadounidense ha terminado, la transición con el presidente electo comenzó tímidamente, pero en Facebook el problema de la desinformación sigue sin resolverse, en particular por los “super propagadores”, estas cuentas que difunden a gran escala rumores infundados sobre fraude electoral organizado por los demócratas.

La ONG Avaaz ha identificado a 25, incluidas las páginas de Donald Trump Jr y Eric Trump (los hijos del presidente republicano), Kayleigh McEnany (la secretaria de prensa de la Casa Blanca), los presentadores y comentaristas políticos ultraconservadores Dan Bongino, Lou Dobbs y Rush Limbaugh, así como organizaciones pro-Trump como Turning Point USA.

Todas estas personalidades apoyan en su espectacular cuestionamiento de los resultados al actual inquilino de la Casa Blanca, que no ha dejado de tuitear mensajes acusando a sus opositores de haberles “robado” la victoria.

Desde la votación celebrada el 3 de noviembre, contenidos engañosos sobre lo que los afines a Trump denominan “fraude electoral”, difundidos por estas 25 cuentas, han recibido “me gusta”, comentarios y han sido compartidos más de 77 millones de veces, según los hallazgos preliminares de un estudio de Avaaz.

Por no hablar del “super propagador” máximo, el propio Donald Trump, o las páginas vinculadas a su exasesor Steve Bannon, recientemente borradas por Facebook.

Sin embargo, el gigante de las redes sociales ha intensificado las medidas preventivas para luchar contra los intentos de desacreditar el reciente proceso democrático.

La difusión de anuncios políticos se ha restringido e incluso interrumpido. Se han destacado las fuentes de información consideradas fiables y se han frustrado las campañas de manipulación orquestadas desde el exterior.

– Viralidad –

Facebook evitó así la repetición de los escándalos de 2016, cuando la elección presidencial, que llevó al multimillonario republicano al poder, estuvo marcada por operaciones de desinformación y de denuncias de una interferencia rusa.

Pero estas tácticas no fueron suficientes para detener el flagelo de los falsos rumores que se transmiten sin siquiera recurrir a granjas de trolls extranjeros.

La desinformación no se vuelve viral así nomás. Los ‘super propagadores’ de esta lista, con la ayuda del algoritmo de Facebook, están en el corazón de esta avalancha de mentiras que ahora definen el debate político para millones de personas en el país”, dijo Fadi Quran, director de campaña de Avaaz.

Facebook conoce la solución al problema – limpiar su algoritmo – pero se niega a aplicarlo y por lo tanto pone en peligro la democracia”, dijo.

Tanto Twitter como Facebook han respaldado las advertencias contra decenas de mensajes del presidente, señalando que sus comentarios fueron controvertidos.

En vano, dice Avaaz. Incluso cuando las plataformas ralentizan o impiden la circulación de contenido engañoso, todavía quedan capturas de pantalla.

La asociación cita, por ejemplo, una publicación del jefe de Estado que asegura que el software electoral Dominion había “suprimido 2,7 millones de votos para Trump”. Las imágenes de esta publicación se han compartido más de 67 mil veces, en unas mil 800 páginas y grupos, y por lo tanto recibieron casi 244 mil interacciones adicionales, según cálculos realizados con CrowdTangle, una herramienta de análisis de red.

Se han destacado las fuentes de información consideradas fiables y se han frustrado las campañas de manipulación orquestadas desde el exterior.

#cadenaradiallalibertad

Tomado de: excelsior.com.mx