Por: Valeria Tuiran y María Alejandra Barrios

Andrea Meza se convirtió en la tercera mexicana en consagrarse como Miss Universo; el certamen que se caracteriza no sólo por la belleza, sino también por el empoderamiento de todas las mujeres.

Tiene 26 años, cuenta con una espigada figura de 1.80 metros de altura y proviene del estado de Chihuahua. La nueva soberana es una modelo y reina de belleza, ganadora de los concursos Miss México 2017 y Mexicana Universal 2020 Miss Universe 2020. Representó a México en Miss Mundo 2017 donde obtuvo el puesto de primera finalista y el título de Miss Mundo América y actualmente Miss Universo 2020. Sin embargo, fuera de su rol como reina, Meza es licenciada en ingeniería de software, una activista enfocada en los derechos y la inclusión de las mujeres, y además, es maquilladora certificada; apasionada por la práctica de crossfit y deportes extremos, como rappel y sandboard.

Esta mexicana trabaja arduamente en estrecha colaboración con el Instituto Municipal de la Mujer, organización que tiene como principal objetivo eliminar la violencia contra el género femenino. También, es embajadora del turismo en Chihuahua y hace parte de una asociación benéfica que recauda fondos en India, China e Indonesia para regiones de bajos recursos. 

Aparte de su impecable trabajo durante el certamen, su clara opinión sobre la pandemia y los estándares de belleza la llevaron a resaltar entre las otras candidatas, haciéndola digna ganadora del título de Miss Universo.

Entre sus primeras declaraciones como la nueva soberana de la belleza, contó lo que sintió al escucharse como la ganadora y por qué su reacción ante el anuncio fue tardía: “Yo tenía demasiadas cosas en la cabeza, había mucho ruido en el lugar, los gritos de la gente eran impresionantes, la porra mexicana era maravillosa, entonces entre el ruido que había yo escucho un ‘Viva México’ y en mi mente era ‘¿fue el público o fue el conductor?’, por eso tardo en reaccionar, no sé si han visto el video”, dijo.Agregó que antes de ser coronada se prometió disfrutar cada minuto del concurso, mostrándose muy feliz de que hubieran 4 latinas entre las 5 finalistas.

Meza, encargada de poner el nombre de su país en los alto, también se sinceró sobre la confianza que sintió durante la competencia y lo mucho que disfrutó haber tenido la oportunidad de ser parte de esta: “Yo me sentía muy segura, muy tranquila, sabía que ese era mi momento y que tenía que disfrutarlo, porque al llegar a la concentración, te invaden de repente los nervios o algunas dudas, y yo me prometí que iba a llegar a la competencia y me iba a disfrutar cada momento y creo que eso lo pude reflejar”.

¿Qué hará la nueva Miss Universo en su mandato?

El reinado de Andrea Meza durará sólo un año, pues la única Miss Universo que reinó por 2 años fue su antecesora Zozibini Tunzi, representante de Sudáfrica quien fue coronada el pasado 2019, y que por motivos de la pandemia del coronavirus su administración duró más de lo normal. 

La nueva Miss quiere dedicar su reinado a concienciar contra la violencia de género, un tema que pone “incómoda” a la gente, pero del que cree necesario hablar y que ella se propone airear desde la “plataforma” de su reinado como hizo durante todo el proceso del concurso,

Aunque será un periodo atípico para la nueva soberana, ahora como Miss Universo, tendrá que recorrer diferentes regiones del mundo, con el objetivo de organizar y ejecutar actividades humanitarias, así como también apoyar eventos de beneficencia. Asimismo, realizar todo tipo de acciones para el control de enfermedades y prevención del Sida, y llevar a cabo en comunidades marginadas, obras altruistas y de apoyo a la población.

La licenciada en ingeniería de software ahora deberá trasladarse a la ciudad de Nueva York, una de las más importantes de Estados Unidos, donde vivirá durante su mandato.

Recordemos que la primera Miss Universo mexicana fue María Guadalupe Jones Garay, mejor conocida como Lupita Jones quien representó a su país en 1991 en la 40 edición del certamen que se realizó en el Aladdin Theatre for the Performing Arts en Las Vegas, Estados Unidos.

Tras su pasó le siguió Ximena Navarrete Rosete, originaria de Guadalajara, Jalisco, convirtiéndose en la segunda modelo en llevarse la corona de Miss Universo a México el pasado 23 de agosto de 2018 en el Centro de Eventos Mandalay Bay en Las Vegas.

 Dato curioso sobre la corona

La corona fue fabricada con mil 725 diamantes blancos y tres diamantes canarios dorados, También posee tres diamantes de color canario dorado, mismas que “simbolizan la nueva edad de oro de la mujer”.

#cadenaradiallalibertad