Por: Redacción.

Gonzalo Curiel Barba nació 10 de enero de 1904 y falleció el 4 de julio de 1958, fue un músico mexicano y compositor de numerosas melodías, además de bandas sonoras de películas mexicanas.

Fue hijo del matrimonio de Juan Nepomuceno Curiel Guerrero y María de Jesús Barba Riestra, y tuvo dos hermanos: María Elisa y Juan Luis. Desde niño mostró inclinación por la música. A los seis años aprendió a tocar el piano, y más adelante la guitarra y el violín.

En su ciudad natal cursó todos sus estudios, hasta el cuarto año de Medicina, carrera que estudiaba debido a que su padre le exigía un título profesional. Pero su gran vocación por la música se impuso, y en 1927 dejó la universidad para trasladarse a la ciudad de México. Ya instalado en la capital, trabajó como pianista en una casa de música, para la grabación de rollos de pianola.

Y precisamente como pianista se inició profesionalmente en la música, tocando en la emisora de radio XEW. Llevaba dos meses de haber ingresado a esa radiodifusora, cuando el doctor y cantante Alfonso Ortiz Tirado, quien al día siguiente salía a una gira internacional, recibió la noticia de que su pianista estaba enfermo, por lo que le pidió a Gonzalo Curiel que lo sustituyera.

Esta gira le brindó a Gonzalo la oportunidad de dar a conocer su trabajo y talento, y le sirvió de plataforma para, más adelante, crear grupos musicales y convertirse en uno de los primeros artistas que trabajaron al frente de su propia orquesta.

Fue así como surgió el Grupo Ritarmelo (apócope de “Ritmo, armonía y melodía”), integrado por Emilio Tuero, Pablo y Carlos Martínez Gil y Ciro Calderón y dirigido por Gonzalo. Después, buscando siempre innovaciones, formó a Los Diablos Azules y Los Caballeros de la Armonía, entre otros grupos.

Dio vida al que sería su famoso Escuadrón del Ritmo, que llegó a tener gran renombre y marcó toda una época entre las orquestas de baile en eventos sociales, así como de variedad principal en teatros de revista. Con esta orquesta realizó giras por todo México y Estados Unidos, además de Brasil, Argentina y Chile.

Finalmente integró la Orquesta de Gonzalo Curiel, que consolidó el prestigio del compositor, y a la que conservó el maestro Curiel hasta su fallecimiento.

Y sin lugar a dudas uno de los temas compuestos por este musico maravillos fue ” Vereda tropical ” el cual goza de innumerables versiones.

He aquí una de ellas.