En Irán las mujeres no están admitidas en los estadios durante los partidos de fútbol masculinos. “Conforme a las promesas de la federación y a la demanda explícita de la FIFA, las mujeres iraníes pueden ir a ver este partido al estadio”, señaló Irna sobre la excepción, acerca del duelo que se disputará en el Azadi de Teherán.

En un primer tiempo la organización había reservado una grada para las mujeres, pero “en menos de una hora todos los billetes habían sido vendidos ante el entusiasmo de las aficionadas”.

A continuación, se abrieron otros tres espacios y “las plazas se vendieron rápidamente”. “La presencia de tres mil 500 aficionadas está asegurada”, añadió la agencia. La capacidad del estadio Azadi ronda las 100 mil plazas.

FIFA había presionado a Irán para que dejara entrar a las mujeres a los estadios en los partidos masculinos después de la muerte trágica de una aficionada, Sahar Khodayari, conmocionara al país.

Conocida como “la chica de azul” (en referencia a los colores de su equipo, el Esteghlal de Teherán), esta treintañera se inmoló con fuego después de ser condenada a pasar seis meses en prisión por haber acudido a un estadio vestida de hombre, según informó la página de información deportiva Varzesh3.