Por:Redacción

Bélgica se pronunció el pasado viernes que tiene una querella con Colombia, cuyo gobierno aplica aranceles de hasta el 8% para este producto que importa del país europeo, y también de Alemania y de Países Bajos.

Colombia argumenta que los aranceles vigentes desde noviembre de 2018 y confirmados de nuevo la semana pasada como una solución “antidumping” ( defensa comercial para proteger el precio de las mercancías), afirman que las papas fritas que importa, se venden a un precio inferior en el mercado, por debajo de su precio “normal”.

El ministro de relaciones exteriores belga Didier Reynders, dijo haber hablado con su homólogo colombiano, Carlos Holmes Trujillo, sin llegar a un acuerdo.

La Unión Europea (UE) prepara para presentar una queja oficial contra Colombia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), por una medida que, según la comisaría europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, es “completamente injustificada y dañina para las empresas europeas”.

Tomado de: bbc.com

@cadenaradiallalibertad